La Escuela

La Escuela Técnico Profesional en Ciencias de la Salud ‘Clínica Mompía’ es un centro autorizado por la Consejería de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Cantabria para impartir Ciclos Formativos de Grado Superior en Imagen para el Diagnóstico y Medicina Nuclear, y Radioterapia y Dosimetría, así como Ciclos de Grado Medio en Cuidados Auxiliares en Enfermería, Títulos Oficiales de Formación Profesional.

La Escuela Clínica Mompía es una Escuela Universitaria de Enfermería, adscrita a la Universidad Católica de Ávila.

Cuenta con instalaciones ubicadas en la propia Clínica Mompía. Dispone de un Servicio de Radioterapia de 511 m2 y un Servicio de Rayos de 528 m2, así como de un Servicio de Enfermería de Hospitalización con 120 camas. Los profesionales de estos servicios colaboran en la formación de los alumnos de la escuela.

La Clínica Mompía, cuenta con un total de 14.864 m2 a disposición de los usuarios y recientemente ha obtenido la certificación de calidad ISO 9001-2008, en especialidades médicas, quirúrgicas, obstetricia y reconocimientos médicos.

La Escuela también cuenta con aulas polivalentes totalmente equipadas y aulas taller.

Los alumnos en el segundo año de formación acceden a prácticas en Centros de Trabajo.

La Escuela es propiedad de Igualatorio Cantabria, empresa líder en la asistencia sanitaria privada, y forma parte del  mayor grupo sanitario privado de Cantabria con 60 años de historia. El Grupo Igualatorio engloba a la aseguradora Igualatorio Cantabria, Clínica Mompía, y la Escuela Técnico Profesional en Ciencias de la Salud.

Actividad Formativa

La situación actual del mercado de trabajo, y la incidencia que la crisis ha tenido en el mismo, deben de ser tenidos en cuenta en el momento de analizar el estado de la FP en nuestra Comunidad y el papel que esta formación va a desempeñar en el futuro, así como las posibilidades de inserción laboral que presentan los estudios universitarios sanitarios.

La crisis no sólo incide en la pérdida de empleo, sino también en la calidad del mismo y en la duración del tiempo de permanencia en la situación de desempleo.

Una vez más, las personas que más tardan en encontrar trabajo son aquellas que tienen un nivel bajo de formación y ninguna especialización.