El desarrollo del temario, las prácticas, los trabajos, los controles, los exámenes… son tareas cuyo tiempo debe estar perfectamente pautado para que se complete totalmente el aprendizaje. Y hay que hacerlo muy bien para que los resultados sean excelentes, que es lo que buscamos.
El tiempo de formación es la base del futuro profesional, o académico si se continúan los estudios, y debe ser bien aprovechado. La responsabilidad de la Escuela, comienza desde el momento que una persona viene a informarse, y si decide estudiar con nosotros, continuará tras la obtención del título.
Un proyecto que estamos desarrollando, es la colaboración de los antiguos alumnos con los nuevos. Deseamos que cuando sea posible, compartan sus experiencias con ellos, para que aporten su propia visión de la profesión.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.